Enfermedades del gato

Asma en el gato

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Si vives con un gato, o eres amante de estos felinos, seguro que has oído hablar del asma en el gato. El asma es una enfermedad muy frecuente que afecta a 1 de cada 100 gatos. En el caso del Siamés, la incidencia es cinco veces superior.

Puede afectar a gatos de todas las edades, aunque los gatos jóvenes y de mediana edad lo sufren con mayor frecuencia. Pero, veamos qué es exactamente el asma en el gato y qué podemos hacer en el caso de que nuestro gato lo padezca.

¿Qué es el asma felino?

asma-siames

El asma es una enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias que se caracteriza por una excesiva secreción mucosa de los bronquios y una obstrucción de estos.

¿Por qué sucede el asma?

No está clara la causa del asma en el gato. Aunque se trata de una reacción de hipersensibilidad de los bronquios a alérgenos inhalados del ambiente. Para que la enfermedad aparezca, es necesaria una predisposición genética y la inhalación de estos alérgenos.

¿Qué síntomas sufre el gato con asma?

gato-asmatico

Los gatos que sufren asma presentan los siguientes síntomas:

  • Tos
  • Dificultad para respirar (disnea): que se observa con un esfuerzo en el tórax y abdomen y con movimientos intensos de la nariz. En casos muy graves pueden abrir la boca para respirar.
  • Ruido al respirar.
  • Algunos gatos pueden quedarse quietos y no querer comer.

Estos síntomas pueden presentarse de forma constante o intermitente según el gato. La gravedad es variable: Hay gatos que pueden tener algún episodio aislado de tos, mientras que otros gatos pueden sufrir una crisis asmática severa y llegar a morir.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se establece por los síntomas propios del asma y mediante la realización de radiografías de tórax que nos permiten valorar tanto el asma, como otras posibles enfermedades pulmonares.

La radiografía no permite en el 100% de los casos establecer el diagnóstico. En estos casos la respuesta al tratamiento es una ayuda para establecer un diagnóstico final de asma.

En el caso de que tu gato sufra asma: ¿Qué hacer?

¿Qué tratamiento debe recibir tu gato si sufre una crisis asmática?

diagnostico-asma-gato

La mayoría de gatos que sufren asma se han de tratar durante toda la vida para evitar las crisis y una posible muerte, en el peor de los caso.

En general, se establece que si un gato asmático que no recibe ningún tipo de tratamiento, tiene episodios de asma con una frecuencia inferior a un episodio leve semanal, entonces no es necesario el tratamiento. Pero la valoración final la ha de hacer tu veterinario.

El tratamiento consiste en:

  1. Administración vía oral de comprimidos de Prednisolona de 6 a 10 semanas.
  2. Administración vía inhalatoria de: Fluticasona -antiinflamatorio- cada 12horas todos los días, y Ventolin -bronco-dilatador- cuando el gato manifieste una crisis asmática.

¿Cómo se administran los inhaladores?

inhalador-gato-asma

Es importante que primero haya un periodo de adaptación y que nuestro gato se acostumbre a la mascarilla.

  1. Dejaremos la cámara y la mascarilla donde pueda verla.
  2. Colocaremos la mascarilla sin la cámara unos segundos cerca de la cara, para que pueda olerla y familiarizarse con ella, varias veces al día, después le daremos recompensa: chuches, comida o caricias.
  3. Cuando ya se haya adaptado a la mascarilla, haremos lo mismo pero con la cámara conectada.
  4. Cuando ya se haya familiarizado con todo, agitaremos el inhalador varias veces (4 ó 5 son suficientes) y lo conectaremos a la cámara.
  5. Presionar a fondo el inhalador para que el fármaco entre en la cámara, y mantener la mano en la mascarilla para que no haya fugas antes de colocársela en la cara. Las primeras veces no mantenemos la unidad mascarilla-cámara-inhalador sobre la cara del gato mientras pulsamos el inhalador, ya que el ruido del spray puede hacer que no lo tolere.
  6. Mantener la unidad mascarilla-cámara-inhalador sobre la cara del gato evitando fugas.
  7. Dejar que el gato respire de 10 a 15 veces.
  8. Si son necesarias dos inhalaciones, esperar como a mínimo 1 ó 2 minutos antes de repetir el procedimiento.
  9. Si has de administrar los dos inhaladores a la vez -Fluticasona y Ventolin-, primero siempre se ha de comenzar con el Ventolin.
  • La Fluticasona se administra, en general, cada 12horas. La concentración de la Fluticasona (110 µg o 220 µg) y la frecuencia de administración dependen del caso concreto y lo establecerá tu veterinario.
  • El Ventolin se administra cuando tu gato sufre un episodio de tos o dificultad respiratoria. En este caso se administra una pulsación y se puede repetir cada 15 ó 30 minutos, según la necesidad, y hasta a un tiempo total de 4 horas.

Ten en cuenta que el 70% de los gatos toleran perfectamente y desde le primer día los inhaladores. Un 20% de los gatos requieren una adaptación progresiva y aceptan los inhaladores después de una semana.

Desgraciadamente, 1 de cada 10 gatos no toleran nunca los inhaladores y se han de medicar de formas alternativas.

Cómo mejorar el bienestar de mi gato

cuidados-gato-asma

En el caso de convivir con un gato asmático aconsejamos a los propietarios tener en cuenta algunas actuaciones que ayudarán en la enfermedad del gato y a mejorar su bienestar:

  • No fumar en casa.
  • No usar ambientadores ni inciensos.
  • No barrer, ya que el polvo que levantamos perjudica al gato. Mejor usar aspiradora.

¿Qué seguimiento debo hacerle al gato para controlar el tratamiento y su evolución?

asma-en-gato

El tratamiento consiste en procurar controlar los síntomas durante toda la vida. Por este motivo es importante realizar controles a tu gato regularmente para decidir cambios necesarios en el tratamiento.

Lamentablemente el asma en el gato no tiene cura.

Inicialmente los controles son necesarios a las dos semanas de iniciar el tratamiento y posteriormente a los dos meses. Si tu gato se encuentra bien y los síntomas se controlan, entonces los controles se realizan cada seis meses durante toda su vida.

Escribe un comentario