alergias

Perro con alergia

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

¿Los perros pueden ser alérgicos? ¿Cómo puedo saber si mi perro sufre de alergia?

Empecemos desde el principio, ¿qué significa tener un perro con alergia? Tal y como se describe en los seres humano, una alergia se define como una reacción exagerada del sistema inmunitario frente al contacto con alguna sustancia del ambiente. Así, estas sustancias llamadas alérgenos pueden ser cualquier elemento al que estén frecuentemente expuestos, como ciertos alimentos, insectos, alérgenos estacionales -polen o determinadas plantas), alérgenos del interior de la casa -ácaros del polvo- o incluso medicación.

Síntomas de alergia en perros

perro-alergia-dermatitis

Las alergias del perro pueden ser las responsables de una gran variedad de síntomas. Entre ellos encontramos las rinitis, estornudos, picores localizados o generalizados (por todo el cuerpo), eczemas, otitis, conjuntivitis o signos más graves que afecten al sistema respiratorio, como puede ser el asma.

Por desgracia, las alergias en los perros son muy comunes y pueden afectar a todas las razas, empezando a manifestarse en los primeros años de vida (incluso en algunos cachorros se inician a partir de los 4-6 meses de edad).

Perro con alergia. Tres tipos

Las alergias en los perros, según sea el alérgeno causante, se pueden dividir en 3 grandes grupos: Dermatitis atópica, alergia alimentaria y dermatitis por la picadura de una pulga.

Revisemos las tres categorías más a fondo.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es la alergia del perro más frecuente. Se produce por alérgenos que fácilmente se encuentran en el ambiente interior de una casa -ácaros del polvo- o en el exterior -polen o plantas-.

Un dato curioso: Según un estudio publicado en 2010, dependiendo de la raza del perro, las manifestaciones cutáneas (alergia en la piel perros) por alergias ambientales pueden variar, como podemos observar en el siguiente gráfico:

alergia-perro-razas

Alergias alimentarias en el perro

Debido a la ingesta de ciertas proteínas alimentarias, como podría ser el pollo, la ternera, el cerdo, huevos, leche, etc. Estas pueden estar incorporadas con el pienso o la alimentación que diariamente consume nuestro perro.

Dermatitis por picadura de pulga

Algunos perros pueden resultar alérgicos a la saliva de las pulgas y, por lo tanto, desarrollar síntomas cuando reciben picaduras.

Alergia en perros, tratamiento y consejos

perro-alergias

Os facilitamos algunas medidas, tratamiento y consejos que podemos hacer para reducir la exposición de nuestros perros a los alérgenos, y así, disminuir los síntomas de las alergias.

  • Desparasitación regular. Contra los parásitos del ambiente, se recomienda la aplicación de una pipeta mensual. Protege a tu perro contra las pulgas y otros parásitos que pueden desencadenar alergias.
  • En caso de alergia al polen. Baña regularmente a tu perro con champús especiales hidratantes. Así disminuye el polen que queda en contacto con el pelaje.
  • En caso de alergia alimentaria. Si conocemos cuál es el ingrediente alérgeno, eliminarlo de la dieta.
  • Ácidos grasosos omega 3 y 6. Se ha demostrado que una alimentación rica en estos aceites esenciales ayudan a disminuir la inflamación y los síntomas de la alergia.
  • Mantenimiento regular de las patas y orejas limpias. Existen productos específicos para estas partes del cuerpo.
  • Fármacos. Existen diferentes medicamentos que pueden ayudar a controlar los signos de alergia, como los antihistamínicos, la cortisona, la oclacitinib, el lokivetmab o la ciclosporina. Cada fármaco ofrece unos beneficios únicos, así como efectos adversos.

Siempre consulta antes a tu veterinario para determinar si es necesario el uso de medicamentos para tu perro. Te recomendará el más idóneo según su caso.

Mi perro tiene alergia. ¿Qué hago?

dermatologo-veterinario-perro

Si a pesar de seguir estas recomendaciones tu perro sigue presentando manifestaciones de alergia molestas que perduran en el tiempo, el siguiente paso será investigar y determinar cuáles son los alérgenos concretos responsables, para así establecer un plan de tratamiento diseñado específicamente para el tipo de alergia. Esto debe realizarlo siempre un veterinario, y mejor un experto en dermatología canina.

Como tratamientos más específicos podemos encontrar: dietas específicas, inmunoterapia con vacunas para la alergia (previamente se habrán realizado las pruebas de alergia) o fármacos concretos.

Ten en cuenta que las alergias afectan a cualquier perro y no tienen cura, pero saber identificarlas nos permite poder controlarlas. Por ello, es muy importante consultar a tu veterinario si sospechas que tu perro tiene alergias. Así te dará las pautas a seguir según su caso e historial.

La medicina veterinaria está avanzando mucho en los últimos años en el campo de las alergias caninas, teniendo cada vez más opciones para poder disfrutar de un buen nivel de bienestar a pesar de sufrir alergias.

Escribe un comentario